Menú principal

Viaja haciendo coachsurfing

coachsurfing

Viajar es uno de los mayores placeres que hay en la vida, pero no siempre se tiene el tiempo o los recursos necesarios para hacerlo. Afortunadamente, en los últimos años han surgido diversas iniciativas encaminadas a ahorrar en los viajes. Una de las más populares es el coachsurfing, término que se utiliza para denominar la actividad de dormir en el sofá de personas desconocidas. Esta modalidad de alojamiento supone una auténtica experiencia para el usuario, ya que le permite estar en contacto con nativos del lugar de destino.

Y, por supuesto, supone un alivio tremendo para el bolsillo. Según la información recopilada en la Encuesta de Gasto Turístico (http://www.iet.tourspain.es/es-es/estadisticas/egatur/paginas/default.aspx), cada viajero que llega a España gasta 979 euros de media en concepto de estancia en hoteles. La cifra baja un poco si el turista se aloja en establecimientos no hoteleros (957 euros). Con el coachsurfing, este notable desembolso desaparece.

10 millones de usuarios

Entrar en la red de coachsurfing es muy sencillo. El usuario sólo tiene que acceder a la web www.couchsurfing.com y unirse mediante su cuenta de Facebook o de correo electrónico. Una vez completado el registro, ya puede examinar el listado de personas que ofrecen un lugar para pernoctar en su propia vivienda. Es momento entonces en qué casa quiere quedarse. Los anfitriones le informarán acerca de cuándo tienen disponibilidad para acogerle.

La amplia mayoría de esta suerte de caseros presta un sofá para pasar la noche, pero hay otros que ponen a disposición de los viajeros habitaciones e incluso alguna comida. Esos extras dependen de la generosidad de las personas que forman parte de la red de coachsurfing, que incluye a 10 millones de usuarios disgregados en 200.000 ciudades de todo el globo.

Confianza

Está claro que la confianza es el pilar fundamental sobre la que se sustenta esta forma diferente de viajar. Es cierto que hay experiencias desagradables, pero es esencial estar decidido a probar una manera más auténtica de conocer el mundo y de ofrecer un hueco en tu casa a desconocidos para no pasar un mal rato. Esta iniciativa tiene ya once años de vida y cada día se incrementa la lista de usuarios que dejan dormir a turistas en su sofá.

Hacer coachsurfing es la fórmula idea para los más osados, que quieren otros lugares sin alojarse en una fría habitación de hotel. La empatía y la educación son valores básicos para que la estancia sea positiva. Y tú, ¿te atreverías a dormir en un sofá ajeno?

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>