Menú principal

Ventajas de las cuentas de ahorro infantil

cuentas de ahorro infantil

Está claro que enseñar a los niños a ahorrar les ayudará a administrarse mejor cuando sean adultos. Además, fomentar la cultura ahorradora es muy recomendable para poder solventar los gastos que surjan en el futuro: matrículas de la Universidad, cursos en el extranjero, compra de una vivienda… En este sentido, las cuentas de ahorro infantil suponen un producto financiero idóneo para empezar a acumular fondos desde los primeros años de vida. La mayoría de las entidades bancarias ofrecen este tipo de planes, a las que muchas personas recurren cuando nace un niño en su familia o en la de alguien cercano.

Es un regalo ya tradicional abrir una cuenta de ahorro infantil para colaborar con los gastos que supone, por ejemplo, su formación académica. Ahí es donde van a parar buena parte de las pagas y de los regalos de Navidad y cumpleaños, con lo que, al llegar a la mayoría de edad, puede haberse alcanzado una sustanciosa cantidad de dinero. Sin embargo, la rentabilidad de este tipo de cuentas no suele ser demasiado alta. Lo habitual es que el porcentaje oscile entre un 0,1% y un 1,5% TAE (http://www.bde.es/clientebanca/tipo/generales/tae.htm), aunque pocas se acercan al extremo más elevado.

Sin comisiones

Uno de los principales atractivos que tienen las cuentas de ahorro infantil es que, por lo general, carecen de comisiones en concepto de mantenimiento. Además, las entidades bancarias ofrecen numerosos regalos y la posibilidad de participar en sorteos a los titulares. Es conveniente informarse bien antes de abrir una cuenta de esta clase, puesto que no todas permiten acceder a los fondos cuando alguno de los titulares (los padres o el menor) lo estime oportuno, ya que algunas tienen fijado un plazo de vencimiento y no es posible disponer del dinero hasta que no se haya cumplido ese período.

En lo que sí suelen ofrecer flexibilidad las cuentas de ahorro infantil es en la posibilidad de efectuar aportaciones extraordinarias a prima única cuando los titulares quieran. Es esencial remarcar que sólo los progenitores o los tutores legales del pequeño pueden ser cotitulares, junto al niño, de esta variedad de cuentas enfocadas al ahorro. Y es que las normas dictadas por el Banco de España prohíben que cualquier otro familiar pueda abrir un plan de estas características. En definitiva, suponen una opción perfecta para cubrirse las espaldas y poder responder ante los imprevistos económicos que le surjan al menor cuando sea adulto.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>