Menú principal

Trucos probados para ahorrar en la luz

ahorrar-en-la-luz

El coste en España de la energía eléctrica ha aumentado notablemente durante los últimos años. Los usuarios han pasado a pagar, de media, 8,40 euros mensuales más por los recibos de la luz en tan solo un año. Esto supone una subida interanual del 12,7% en el precio que pagamos por la luz.

Por esto, los consejos que te ofrecemos para reducir el consumo de luz, también nos ayudarán a disminuir el precio de nuestras facturas de electricidad. Además, como ya sabrás, la luz artificial tiene otra parte negativa y es que es contaminante, por lo que hay que usarla adecuadamente y con responsabilidad.

Consejos para ahorrar luz en tu hogar

1. Desconecta los aparatos que no estés usando.

El modo stand-by o de espera sigue consumiendo una energía importante. Desconectar toda clase de cables innecesarios como los de los teléfonos móviles o el televisor puede ser un pequeño gesto que te produzca un gran ahorro. Al igual que es aconsejable que apagues directamente aquellos ladrones que no utilizas y que consumen más de lo que crees. Bajar el interruptor del cuadro de luces del aire acondicionado en invierno, puede ahorrarte hasta 5 euros al mes. ¿Para qué lo quieres encendido si no vas a utilizarlo?

2. Apaga las luces

Parece obvio, pero en muchas ocasiones se nos olvida y tenemos muchas luces de casa encendida mientras hacemos cosas. La luz es el 20% del gasto de la energía, por lo que es un ahorro a lo largo del año. Igualmente, a todos nos gusta entrar en casa y que esté calentita o fresquita según la época le año. Sin embargo, con programar el termostato para que se ponga en marcha unos 20 minutos antes, es suficiente para no desperdiciar demasiada energía.

3. Mejora el aislamiento de tu vivienda

Controla las posibles fugas de aire de ventanas y puertas e instala un buen aislamiento en paredes y sustituye las viejas ventanas por otras de vidrio doble. Puede que la inversión sea algo elevada pero la amortizarás sin duda en pocos años.

Además, el frío y el calor es transmitido mediante ventanas y suelos, por lo que no te vendrá nada mal utilizar cortinas y alfombras para eliminar esos puntos fríos. Puedes ahorrarte hasta un 25% de la factura de la calefacción.

4. Sustituye las bombillas por unas LED.

Esto se traducirá en un ahorro de entre el 80 y 90% del consumo eléctrico en iluminación. Las bombillas LED aportan bastantes ventajas en comparación: tienen una vida útil superior, el encendido es inmediato y encima ahorras.

5. Disminuye la temperatura media de tu calentador de agua.

Los fabricantes suelen establecer la media de unos 60 grados y esta temperatura puede dañar las tuberías. Bajarla a los 40 grados es una temperatura lo suficientemente caliente que además te ayudará a ahorrar energía y dinero.

6. Lava con agua fría.

Una temperatura no elevada cuida mejor los tejidos y colores de tus prendas. Además, actualmente, los detergentes pueden eliminar las manchas con agua fría perfectamente.

Hablando de agua, ¡no te descuides en la ducha! Una ducha de unos 20 minutos puede traducirse en cientos de euros gastados al año.

7. Valora si te conviene una tarifa horaria concreta.

De este modo programarás los electrodomésticos para que funcionen durante las horas de tarifa reducida. Tampoco está de más que ajustes la potencia eléctrica contratada hasta el valor mínimo necesario.

Y cómo no, aprovecha al máximo la energía del sol. Esta es la mejor forma de ahorrar enérgicamente hablando. Estos deberían ser suficientes trucos para reducir notablemente tu consumo eléctrico pero ¿necesitas más trucos?. Si de verdad estás interesado en ahorrar en tu factura a largo plazo, puede que lo mejor sea que acudas a un experto que analice si hay fugas de aire en casa y que compruebe el estado de los calentadores y aparatos eléctricos.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>