Menú principal

Trucos para ahorrar luz en casa

ahorrar luz

Ahorrar luz de manera sencilla no es una quimera. Con un poco de disciplina se logra sin casi darnos cuenta. Desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) se recalca que, al menos de momento, a la hora de ahorrar luz en casa, reducir el consumo y hacerlo más eficiente son conductas que resultan más eficaces que cambiar de compañía. A continuación te ofrecemos algunas ideas para ahorrar luz en el hogar.

Vigila la potencia

Puede que la potencia contratada que tenemos en casa resulte excesiva y, por tanto, estemos gastando más de lo que realmente necesitamos. La OCU sugiere que una buena manera de saber si tenemos excesiva potencia contratada es darnos cuenta de la frecuencia con la que se nos funden los plomos. Si aún con un buen número de electrodomésticos encendidos simultáneamente, nuestros plomos no saltan, puede que debamos reducir la potencia contratada en casa.

Adapta la luz al momento del día

No enciendas demasiadas luces en los momentos del día en los que hay más claridad. En general procura sacarle el máximo partido a la luz natural de la vivienda. Como truco, podemos decirte que las paredes blancas y de colores muy claros ayudan a que la luz que entra en la casa se intensifique.

Usa bombillas eficientes

Por ejemplo, las bombillas LED convierten en luz (sin dispersión energética excesiva en forma de calor) más del 90% de la energía que consumen. Además, sus menores niveles de gasto y durabilidad las convierten en opciones muy recomendables, especialmente para pisos oscuros o ubicados en zonas con menos horas de luz. En cada casa de nuestro país se calcula que, de media, hay unas 23 bombillas que generan un gasto anual cercano a los 100 euros. Las bombilla inteligentes y de clase Apueden contribuir a reducir en unos 8-10 euros al año el consumo de cada una de estas bombillas. Imagina lo que esto puede suponer al final del año.

Una lámpara para cada cosa

No es necesario que, para leer en la cama antes de dormir, tengas encendidas todas las luces de la habitación. Basta con la que genera la de la lámpara de la mesita de noche. En general, debes adecuar cada lámpara o fuente de luz artificial de tu casa a su uso. Asimismo, procura dejar apagadas las luces de una habitación siempre que salgas de ella, aunque sepas que vas a volver en un par de minutos.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>