Menú principal

Trucos para ahorrar gasolina en vacaciones

Trucos para ahorrar gasolina en vacaciones

De acuerdo con un estudio realizado en su día por Audatex España, el gasto en gasolina representa aproximadamente dos tercios del gasto en mantenimiento de un turismo medio en España. Desde Automovilistas Europeos Asociados se calcula que tener un turismo le cuesta de media a cada español medio euro por cada kilómetro recorrido. Obviamente, el verano es una de las épocas en la que más movemos el coche y, además, una de las más exigentes con nuestro vehículo en términos de gasto. Hoy te planteamos una serie de ideas para que ahorrar gasolina en vacaciones.

Sé prudente

Si no quieres levantar el pie del acelerador por mera seguridad, hazlo aunque sea por hacer economías domésticas. Cuanto más rápido se va por carretera, mayor es el gasto en carburante de tu coche. Especialmente pasando de 90 km/h el consumo de gasolina se dispara. En el otro lado de la aguja de velocidad, otra situación puede enervarnos en verano: los atascos. Al ralentí, el coche llega a consumir cerca de un litro (700 ml) a la hora. Los expertos recomiendan parar el motor por completo si se estima que el vehículo va a estar detenido más de un minuto.

Planea tus repostajes

Intenta dejar lleno el depósito antes de las fechas que se marcan como de operación salida y llegada de vacaciones. El precio de la gasolina suele elevarse en estas fechas. Cuanto más días antes de esas fechas logres “alimentar” tu coche más barato te saldrá.

Cuidado con el peso

Los estudios afirman que por cada 100 kilos de peso extra que lleve el coche, el consumo se incrementa un 5%. Sintetizar y reducir el equipaje que vamos a llevar nos puede ayudar a gastar menos carburante en vacaciones. Además, hemos de intentar distribuirlo de manera lógica, repartiendo el peso lo más posible. Un coche con peso descompensado pierde aerodinámica y desgasta las ruedas, lo que incide en el gasto. Esto último nos conduce (nunca mejor dicho) al siguiente ‘tip’.

Ojo con los neumáticos

Unas ruedas gastadas o con una presión inadecuada hacen que el consumo del vehículo se eleve. Huelga decir que, además, convierten tu coche en algo mucho menos manejable y, por lo tanto, más inseguro. Es importante que compruebes que las ruedas de tu coche estén en perfecto estado antes de salir y, de paso, asegurarte que el nivel de lubricante y agua del motor es idóneo.

Otros consejos que podemos darte para ahorrar gasolina durante el verano son que, en la medida de lo posible, no abuses del aire acondicionado, evita llevar equipaje en la baca del auto (a más fricción del aire y resistencia, mayor consumo), no seas conservador y utiliza las marchas más largas que te permita el coche en función de la velocidad y, asimismo, planea tus repostajes en ruta en las estaciones de servicio más económicas durante tu recorrido. El Ministerio de Industria Energía y Turismo dispone de una página en la que se muestran cuáles son las gasolineras más baratas en cada momento del año.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>