Menú principal

Trucos para ahorrar en la comunión

Trucos para ahorrar en la comunión

El mes de mayo, además del mes de las flores, es el de las primeras comuniones. Miles de niños en todo el país se visten de blanco para recibir la Sagrada Forma. Este rito, además de su naturaleza religiosa, tiene un componente social muy importante. Y es que cada vez se organizan eventos más fastuosos para celebrar este acontecimiento. Fiestas cuyos costes pueden ascender a elevadas sumas de dinero. Según la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (http://www.fuci.es/?p=1475), el gasto medio supera los 2.400 euros. No obstante, hay una serie de medidas que pueden adoptar las familias para que el presupuesto no se dispare y puedan ahorrar en la comunión.

–          Menú: El gasto que supone el restaurante es el más alto a la hora de celebrar una Primera Comunión. De promedio, el precio del menú se sitúa en torno a los 60 euros por persona, con lo que el dispendio es importante si hay muchos invitados. Para evitar que la cifra se eleve demasiado, es recomendable pedir el máximo número de presupuestos posible para poder hallar el que mejor calidad-precio tenga. Hay que recordar que la opción de buffet suele ser la más económica.

–          Trajes: Otro montante abultado se lo llevan los vestidos y trajes de comunión. Para las niñas, el gasto mínimo suele ser de 150 euros (vestido, zapatos y complementos), aunque lo normal es que suba hasta los 200 ó 300 euros. Los trajes de los niños son, por lo general, más baratos, con lo que puede equiparse al pequeño por menos de 200 euros. Pero hay otras opciones, como alquilar el traje o pedirlo prestado a un amigo o familiar.

–          Fotos y vídeo: Vivimos una época de expansión digital. La amplísima mayoría de los móviles permiten sacar fotos y vídeos y las cámaras fotográficas son mucho más económicas y mejores que hace unos años. Así que no será difícil encontrar a alguien de la familia que se le dé bien retratar al protagonista del día y a los asistentes al evento y poder prescindir así de un fotógrafo profesional (que puede cobrar alrededor de 300 euros).

–          Detalles: Es costumbre obsequiar a los invitados a una Primera Comunión con un pequeño regalo, que suele consistir en una foto del pequeño encartada en una tarjeta. Hoy en día, existen numerosos programas gratuitos que pueden descargarse por internet para poder confeccionar un bonito recordatorio.

Celebrar una comunión no tiene por qué ser un gasto excesivo. Con estos consejos, puede ser un gran día para el protagonista y los invitados sin tener que derrochar mucho dinero.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>