Menú principal

Tips para ahorrar tinta en la impresora

ahorro de tinta en la impresora

Seguro que en más de una ocasión te has quedado sin tinta en la impresora, especialmente cuando tienes más urgencia de imprimir algo. Puede que ya tengas presente algunos aspectos que te permiten ahorrar tinta como, por ejemplo, comprar cartuchos reciclados, aunque hay muchas otras medidas que nos permitirán gastar menos tinta a la hora de imprimir.

Una norma muy básica es saber si lo que queremos imprimir es realmente necesario o si es imprescindible una impresión en color, dado que ésta tinta es la más cara y la que suele acabarse antes, por eso… antes de imprimir piénsalo bien.

Una tipografía adecuada es también algo que hay que tener muy presente. Por eso lo más recomendable es utilizar una letra estándar y no imprimir con negritas o subrayados a no ser que sea estrictamente necesario, incluso en estos detalles puede ahorrarse tinta.

Además, podemos tener en cuenta la clase de fuente, porque hay algunas que tienen un trazo bastante fino que hará que la economización de tinta sea máxima y el aspecto de la impresión siga siendo estupendo.

Debemos ser cuidadosos, asimismo, con la utilización de los drivers de la impresora, porque normalmente los drivers “compatibles” no lo son tanto y tal vez a la hora de imprimir no pueda activarse la opción de impresión económica por ejemplo.

Asimismo, hay que procurar tener los valores de impresión al mínimo, sobre todo si lo que vamos a imprimir no es demasiado importante.

Si buscamos un poco en Internet, encontraremos programas que serán un complemento ideal al software de impresión que viene por defecto con la impresora, algo que optimizará el ahorro de tinta a la hora de imprimir.

No nos debemos olvidar de adaptar correctamente el documento o foto que vamos a imprimir; para ello podemos reducir el tamaño de la fuente, prescindir de fotografías o abogar por que éstas sean sencillas y no demasiado grandes.

Para finalizar, hay que recordar que el papel es muy importante. En este caso, con un gramaje mayor también aumenta el precio pero varía notablemente la calidad. Si elegimos un folio de un gramaje 70, por ejemplo, puede que cuando imprimamos la tinta no se fije bien y no quede completamente definida la impresión. En este caso se habrá gastado más tinta de la necesaria. Si elegimos un gramaje superior no gastaremos tanta tinta.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>