Menú principal

Mitos y verdades sobre las marcas blancas

marcas blancas

Desde hace años, las marcas blancas forman parte del escenario que ofrecen los supermercados. Si bien antes ocupaban un pequeño espacio en las estanterías, con el paso del tiempo han ido ganando terreno de manera extraordinaria. La crisis económica ha provocado que buena parte de los consumidores se decante por estos artículos, ya que tienen precios muy competitivos. Con el despegue de las marcas blancas, se han extendido varios mitos acerca de su calidad. En este post, vamos a intentar despejar las dudas que se plantean con más frecuencia en torno a estos productos.

Se trata de marcas que pertenecen a una cadena de distribución, que, a menudo, coincide con un supermercado o gran superficie comercial. Sus competitivos precios han sido fuente de discusión en múltiples ocasiones. Los defensores de las marcas blancas alegan que su bajo coste se debe a que no se recurre a la publicidad para hacer propaganda de estos artículos. Esto es cierto. Las marcas de distribución no son objeto de grandes campañas publicitarias, con el consiguiente ahorro económico que ello conlleva. Por su parte, los detractores de estos productos señalan que sus precios ajustados se deben a que ofrecen menor calidad que los artículos de marcas líderes.

Fabricantes conocidos

La merma en la calidad de los productos de marcas blancas es un hecho que no está contrastado. De hecho, muchos fabricantes populares producen, al mismo tiempo, artículos para ser comercializados bajo su propio nombre y otros destinados a las marcas de distribución. Basta con bucear por internet para encontrar numerosas páginas que revelan las equivalencias de los productos de marca blanca. No obstante, entidades como la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) han realizado estudios sobre el tema y concluido que los artículos de marca de fabricante son de mejor calidad.

En concreto, el último estudio de la OCU sobre marcas blancas (puedes consultar los resultados aquí) pone de manifiesto que, dentro del ranking de alimentos con una mayor calidad, seis de cada diez pertenecen a marcas de fabricante. Predominan, sobre todo, en yogures, huevos y fuet, entre otros productos. Entre los de marca blanca, destacan, por ejemplo, las legumbres cocidas envasadas, el atún claro en aceite vegetal y los cafés solubles. No sólo hay productos alimenticios y para el hogar de marca blanca, sino que también existen en el mercado servicios con estas características: gasolineras, telefonía, ropa deportiva… La oferta es amplia y la decisión de optar por unos depende del consumidor. ¿Con cuáles te quedas?

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>