Menú principal

Ideas para reducir el gasto en calefacción

reducir el gasto en calefaccion

De acuerdo con el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), el consumo doméstico de energía representa alrededor del 20% del total que se registra en España. De acuerdo con dichos datos, la tercera parte de este gasto se destina a la calefacción, que se emplea aproximadamente 4 meses al año durante más de siete horas. En este sentido, es fácil ver que reducir el gasto en calefacción, aunque sea un poco, redunda en un importante descenso del gasto total en electricidad de los hogares.

 

Desde la Organización de Consumidores y Usuarios se estima que una errónea elección del sistema de calefacción puede redundar en un incremento del gasto superior a los 600 euros anuales, ¡sólo en calefacción! En la OCU recomiendan que para pisos de menos de 100 m2 en zonas templadas se apueste por radiadores y convectores eléctricos para el sistema de calefacción. Si el piso está en una región fría se apuesta por los acumuladores eléctricos. En ambos casos, para el agua caliente, se aconseja un termo eléctrico. Para viviendas más grandes se proponen calderas mixtas de gas propano y bombas de calor eléctricas.

En este caso, hablando de los radiadores, usar paneles reflectantes detrás de los mismos contribuye a que el calor generado por radiación no se transmita a la pared y, por tanto, no se disperse.

Mejor aislamiento

Las ventanas son el “eslabón débil” de la cadena que nos protege contra el frío. Una buena idea para contribuir al aislamiento de la vivienda tiene que ver con la instalación de dobles ventanas, en materiales como el aluminio, de gran capacidad aislante, gran durabilidad y buena relación calidad precio. Los expertos estiman que el gasto en calefacción y refrigeración (también protegen del calor y las radiaciones térmicas) se sitúa alrededor del 30% en los mejores escenarios.

Calcular y planificar el gasto

Sin duda, esta medida es la mejor para reducir nuestro gasto en calentar la casa. Saber cuánto exactamente es lo que invertimos en calefacción es el primer paso para ahorrar. Para gastar menos en calefacción es recomendable planificar cuáles son las horas en las que ésta es más necesaria y emplear termostatos que nos permitan programar su encendido y apagado. Programar los momentos en que se va a caldear una casa incrementa la sensación y periodo de confort, lo que reduce el gasto de manera cómoda y sencilla.

Como vemos, para reducir el gasto en calefacción  no es necesario salir a cortar leña al bosque o morirnos de frío. Basta, sobre todo, con tener las ideas claras.

 

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>