Menú principal

Domótica y ahorro

domótica y ahorro

Las instalaciones de domótica en España en viviendas y empresas se están popularizando de manera extraordinaria en los últimos años. Sin embargo,  en nuestro país todavía hay espacio para el crecimiento en la inversión en este tipo de soluciones. Expertos de la Agencia Andaluza de la Energía insisten en el hecho de que la domótica permite a los usuarios ahorrar energía ya que este tipo de instalaciones pueden administrar de manera racional factores relativos a la temperatura de la vivienda en función de la época del año, el día o la temperatura exterior o programar el funcionamiento de la calefacción para ciertas horas.

No sólo se consiguen importantes elevados niveles de ahorro energético mediante la domótica. La instalación de grifos inteligentes o acumuladores, por ejemplo, también permiten recortar el gasto en agua. De acuerdo con los datos del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía la reducción del gasto en agua con este tipo de equipos e instalaciones sería del 25% para una vivienda española media.

Desde la Asociación Española de Domótica e Inmótica se estima que el gasto en iluminación y energía se sitúa entre el 20 y el 60%. El control de la climatización mediante instalaciones de domótica también logra reducir el gasto en climatización alrededor del 7% por cada grado que se optimice. Curiosamente, pese a lo que suele pensarse, un grado por debajo del nivel óptimo eleva el gasto energético un punto porcentual más que elevar la temperatura de la vivienda un grado por encima de lo deseable.

Empresas especializadas en la realización de instalaciones domóticas personalizadas en viviendas y empresas como Hogartec señalan que, independientemente de las características físicas o antigüedad del edificio, cualquier vivienda es susceptible de disponer de sistemas domóticos integrales o parciales. En este caso, se pone el acento en encargar a equipos profesionales y especializados, tanto los estudios previos como la instalación efectiva de este tipo de soluciones, de cara a conseguir unos resultados plenamente eficientes y adaptados a las necesidades de los usuarios y las propias características de la vivienda.

Pero no sólo las viviendas pueden beneficiarse económicamente de estos sistemas. En un hotel estándar, por ejemplo, la Asociación Española de Domótica e Inmótica calcula que se puede reducir hasta en un 40% el gasto en energía, con un completo retorno de la inversión en un máximo de tres años. Es decir, la inversión necesaria para llevar a cabo estos proyectos se amortiza fácilmente con el ahorro que consiguen.

 

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>