Menú principal

La crisis devora el gasto familiar en cultura

gasto familiar en cultura

Dicen que ‘el saber no ocupa lugar’. Quien se inventó esta célebre frase no tenía en cuenta que, por desgracia, el saber sí ocupa lugar físico y, además, una importante posición en los gastos anuales del ser humano. Ir al cine o al teatro, a una exposición o comprar libros son partidas que van sumando en el presupuesto familiar. Independientemente de que quienes esto escribimos lo consideremos acertado o no, lo cierto es que durante la crisis los españoles han procedido a recortar sobremanera los gastos en cultura. Pese a lo dicho, la tendencia a recortar en el presupuesto destinado a cultura no es exclusiva de España, sino una tendencia que se reproduce en toda Europa.

Presupuestos en cultura de los hogares españoles

En efecto, según los últimos datos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (http://www.mecd.gob.es/portada-mecd/ ), durante el pasado año el gasto en cultura de los hogares españoles fue de 673,3 euros, frente a los 1.024 del 2007, año en el que comenzaron a notarse los efectos de la crisis económica que aún sigue acompañándonos. Internet, espectáculos, libros, prensa, exposiciones… todas estas líneas de gasto son algunas de las más socorridas para que las familias puedan ahorrar un poco a final de mes. No lo decimos nosotros, sino que esta afirmación se extrae de las últimas estadísticas oficiales disponibles.

El gasto medio por persona en nuestro país en bienes y servicios de tipo cultural se sitúa en los 265,7 euros. Equipos audiovisuales e internet (43,9%), servicios culturales (33,6%) y libros y publicaciones periódicas (15,8%) son las partidas de gasto que copan estos presupuestos culturales familiares en España.

Gastos superiores a la media

En comunidades autónomas como Aragón, Principado de Asturias, Baleares, Cantabria, Cataluña, Comunidad de Madrid, Comunidad Foral de Navarra, Euskadi y La Rioja el gasto en cultura es superior a la media nacional. En lo que respecta a bienes y servicios culturales, en el ejercicio considerado los precios se han incrementado un 7,2%. Esto nos muestra que, además de la situación económica general, gran parte de la ‘culpa’ del descenso del gasto familiar en bienes culturales tiene que ver con los precios de estos bienes y, asimismo, con la carga impositiva que pesa sobre ellos.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>