Menú principal

Consejos para afrontar la cuesta de Enero

consejos para afrontar la cuesta de enero

La cuesta de enero es uno de esos momentos de inicios del año que no nos gusta prácticamente a ninguno. Después de la vorágine consumista de las Navidades, con muchas comidas, cenas y algún exceso que otro en alguna fiesta y con los amigos, hay que sumar los regalos que se suelen comprar para estas fechas, lo que hace que la economía doméstica se resienta y haya que andar con pies de plomo para no quedarnos en números rojos.

¿Cómo podemos enfrentarnos a la cuesta de enero?

Enfrentarse a la cuesta de enero y salir airosos o airosas es posible, aunque a veces haya que hacer algunos equilibrios con la economía, pero no es imposible.

La comida es un gasto que no se puede eliminar por completo pero sí controlar, por ello y aprovechando que enero suele ser un mes frío, preparar platos de cuchara es una buena opción. A la hora de elaborar un puchero se puede echar un poco más de cantidad para poder comer al menos dos días con ello, usando inteligentemente el congelador, con lo que ya estaremos ahorrando un poco.

Diciembre y enero son dos de los meses donde más deberíamos controlar el gasto de nuestras tarjetas de crédito porque es muy fácil que nos dejemos llevar por el consumismo y al final gastemos más de lo que tenemos pensado o de nuestro límite, por lo que durante estos dos meses lo más sensato sería dejar tranquila a la tarjeta.

Las rebajas de enero pueden convertirse en un arma de doble filo porque, sí, son rebajas, pero si se trata de controlar al máximo el gasto, no es recomendable dejarse ver por las tiendas hasta febrero y aprovechar las rebajas, que todavía seguirán vigentes en muchas tiendas.

Con la gran diversidad existente hoy en día, podemos buscar tarifas que se adapten mejor a nuestro consumo y preferencias, bien sea de luz, gas ciudad, servicios de televisión, Internet, telefonía, etc., aunque sea poco, a la larga acabaremos ahorrando.

Otro punto importante es prescindir de los gastos superfluos y emplear únicamente el dinero solo en lo necesario, con lo que recortando de uno y de otro sitio podemos ahorrar un poco hasta que la situación económica se vuelva a estabilizar después de estas fechas de tanto gasto.

Controlar al máximo todo lo que se gasta es primordial y aunque a veces cuesta, es muy común hacer un pequeño esfuerzo hasta que lleguen los primeros días de febrero y todo se vaya estabilizando sin problema.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>