Menú principal

Consejos básicos antes de elegir un seguro de salud

seguro de salud

Aunque la Sanidad Pública española está considerada como una de las mejores del mundo, también tiene sus carencias y problemas, bien con la cantidad de personal, largas listas de espera, etc. Por esas y otras razones la sanidad privada está comenzando a tener cada vez más peso en la sociedad y muchas personas optan por hacerse un seguro de salud para cubrir cualquier clase de eventualidad.

¿Qué debemos tener en cuenta para elegir un seguro de salud?

Antes de contratar un seguro de salud es muy importante tener presente aspectos como saber cuáles son nuestras propias necesidades de salud así como las de nuestra familia, lo que permitirá poder elegir más acertadamente, porque hay muchas opciones actualmente.

Debemos investigar la solvencia (en todos los aspectos) de la compañía con la que queramos contratar el seguro de salud. Sólo así podremos conocer si ofrecen las prestaciones que necesitamos y las garantías exigíbles a un seguro de estas características.

Otro punto que debemos conocer es la cobertura del contrato, por ello, debemos saber qué incluye el seguro médico que queremos contratar. Partiendo de la base de que conocemos cuáles son nuestras necesidades y las de la familia, podremos ir eligiendo las diferentes coberturas como puede ser pediatría, diagnósticos, operaciones, intervenciones ambulatorias, reparación de piezas dentales, etc.

Hay que informarse también de las exclusiones, razón por la cual hay que informar de las enfermedades que se padecen o si se tiene alguna clase de deficiencia, bien sea psíquica o física.

Ofreciendo esta información, la compañía tendrá la libertad de rechazarnos, aunque no es muy común dado que suelen aceptar a personas con discapacidad y muchas de las enfermedades más conocidas.

Los periodos de carencia también debemos tenerlos en cuenta. Esto es el tiempo que transcurre entre el alta de la póliza y el día en el que podemos empezar a disponer de algunos servicios.

Para finalizar, no podemos olvidarnos del coste económico. Dado que el precio de los seguros puede variar de una compañía a otra, por lo que debemos ir a diferentes, ver qué es lo que nos ofrecen y después decidir tranquilamente cuál es la que mejor nos conviene.

En este caso siempre hay que leer la letra pequeña y saber qué coberturas están incluidas y cuáles no lo están en el precio. Además, debemos tener en cuenta que dependiendo de la edad, el estado físico, sexo o la población, el precio suele ir variando.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>