Menú principal

Consejos para ahorrar con el lavavajillas

ahorrar con el lavavajillas

Existe la creencia popular de que lavar los platos a mano consume menos agua y energía que hacerlo a máquina. Nada más lejos de la realidad, puesto que un lavavajillas emplea una media de diez litros de agua en cada lavado, gasto que puede multiplicarse  hasta 20 veces más si lo hace una persona con sus propias manos. Respecto al consumo energético, este electrodoméstico permite ahorrar 1,06 kWh diarios, con lo que la factura anual puede recortarse notablemente. Por ejemplo, si el lavavajillas se usa cinco días a la semana, en un año se ahorran 42,6 euros.

Así las cosas, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) considera que este aparato favorece el consumo responsable y la protección del medio ambiente. Ahorrar con el lavavajillas es sencillo si se tienen en cuenta varias consideraciones. Una recomendación básica es la de aclarar los platos y demás piezas del menaje de cocina antes de introducirlas en el electrodoméstico. De este modo, se evita que los restos de comida se adhieran y se resequen y puede retirarse la suciedad con un programa más corto. Además, este enjuagado previo facilita que no se depositen desperdicios en el filtro y las gomas.

No sobrecargar el electrodoméstico

Para ahorrar con el lavavajillas, es muy importante no superar la carga recomendada por el fabricante ni tampoco encenderlo si está a la mitad de su capacidad para no derrochar agua y energía. Hay que evitar hábitos como el de superponer objetos porque esto impide que el lavado se realice correctamente. También es necesario prestar atención a la disposición de las piezas dentro del electrodoméstico.

Las más sucias deben colocarse en la cesta inferior, puesto que es la zona que recibe el agua a mayor presión. Por esta razón, los enseres más frágiles deben depositarse en la bandeja superior. Otra cuestión esencial para ahorrar al usar el lavavajillas es controlar que los depósitos del abrillantador y la sal estén llenos y administrar la cantidad de detergente recomendada para no entorpecer el aclarado.

En cuanto al programa de lavado, es esencial seleccionarlo cuidadosamente. Y es que de ello depende, en gran parte, el ahorro. El lavavajillas emplea una considerable cantidad de energía en calentar el agua, por lo que es preferible optar por un programa de corta duración, siempre que sea posible. De ahí que sea tan importante enjuagar las piezas con anterioridad. Utilizar el electrodoméstico en las horas de tarifa eléctrica bonificada también supondrá un ahorro significativo a final de mes. Y, por supuesto, usar el lavavajillas nos deja más tiempo para realizar otras actividades, así que enciéndelo y a disfrutar de ese momento libre.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>