Menú principal

Cómo ahorrar energía con el ordenador

ahorrar energia con el ordenador

La factura energética supone uno de los principales gastos a los que tienen que hacer frente las familias. Según los cálculos realizados por FACUA-Consumidores en Acción (https://www.facua.org), la factura mensual del usuario medio roza los 80 euros. Así las cosas, es recomendable llevar a cabo todas las medidas que están en nuestra mano para reducir el consumo energético. Unos de los principales dispositivos electrónicos que se utilizan en los hogares son los equipos informáticos, que representan alrededor del 10% de la factura de la electricidad. En este post, te explicamos cómo ahorrar energía con el ordenador gracias a unas sencillas pautas de uso.

En primer lugar, es conveniente disponer de una regleta que incorpore un botón de encendido y apagado para conectar todos los componentes. De esta manera, se pueden apagar al mismo tiempo y así evitar que gasten energía innecesariamente. En este sentido, también es recomendable desconectar los periféricos que no se utilizan con frecuencia. Por ejemplo, no es necesario tener siempre la impresora encendida. Del mismo modo que es perjudicial para el bolsillo mantener el PC activo constantemente. Si no estás usándolo, es preferible que lo apagues.

Software específico

Otra opción aconsejable para ahorrar energía con el ordenador es la de instalar software específico para mejorar el rendimiento del equipo. La mayoría de los sistemas operativos ofrecen esta posibilidad, que permite reducir el gasto energético, sobre todo si el uso del PC no es demasiado intensivo y requiere de tareas complejas. Por otro lado, el monitor es uno de los componentes que más electricidad consume, en especial si se trata de uno antiguo (con tecnología CRT). Es un hábito muy frecuente y erróneo dejar encendido este dispositivo aunque no se esté haciendo uso del ordenador. Incluso en stand by, se genera consumo. Con el sencillo acto de apagar el monitor, pueden ahorrarse entre 20 y 30 vatios.

Tener el brillo de la pantalla demasiado alto también incrementa el gasto energético. Reducir la intensidad si hay luminosidad suficiente en la estancia te permitirá ahorrar energía con el ordenador. Por este motivo (y para cuidar la salud de tus ojos), es esencial utilizar los equipos informáticos en lugares que tengan una iluminación adecuada. Como es lógico, los dispositivos más modernos consumen menor electricidad que los antiguos, por lo que quizá te interese realizar una pequeña inversión que podrás amortizar en un plazo medio gracias al ahorro energético.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>