Menú principal

¿Cómo afecta la reforma fiscal al pequeño ahorrador?

¿Cómo afecta la reforma fiscal al pequeño ahorrador

En los últimos años, cada anuncio que realiza el Gobierno es mirado con lupa, especialmente por las economías domésticas y ahorradores. Y es que la ‘certeza’ de esas medidas, el titular que nos suele anunciar el Gobierno es lo más parecido que hay en economía a una cebolla, el cual hay que ir decapando para dar con la lectura ‘real’ de la situación.

Y es que la reforma fiscal anunciada por el Gobierno tiene una gran cantidad de letra pequeña y subterfugios que afectan, en gran medida, al ahorro. En este sentido, el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ha anunciado que va a reducir al 50% el nivel de ingresos que no tributan en concepto de recepción de rentas de alquiler de viviendas y activos inmobiliarios.

El alquiler de nueva vivienda verá como se reduce su deducción desde el 60% actual al 50%. En el caso de que el inquilino de la vivienda fuera menor de 35 años, esta deducción se situaba en el 100%. Por lo tanto, aquellos españoles que hayan depositado parte de su ahorro en el segmento del ‘ladrillo’ verán perjudicados sus intereses en gran medida. Esta medida choca con algunas intenciones expresadas por el Ejecutivo de fomentar el mercado del alquiler para acabar con el stock de viviendas vacías en nuestro país.

Una de las medidas anunciadas ‘a bombo y platillo’ para los ahorradores en esta reforma fiscal tiene que ver con el denominado Plan Ahorro 5. Este plan equivale a renunciar a cinco años de disponibilidad económica a cambio de deducciones fiscales por dinero invertido. En este sentido, los ahorradores pueden destinar a inversión (planes privados de pensiones, por ejemplo) cada año 5.000 euros cuyos rendimientos no tributarán como rentas de capital en el IRPF, concepto que ahora tributa entre el 21 y el 27%.

Otra de las medidas incluidas en la reforma fiscal tiene que ver con la reducción hasta los 8.000 euros de la aportación tope de los planes de prensiones que va a desgravar al Impuesto de la Renta de las Personas Físicas. Hasta la fecha, esta cantidad máxima era de 10.000 euros anuales, 12.500 en el caso de que el contribuyente tuviera más de 50 años.

En lo referente al IVA, el tipo general se mantiene en el 21%, pese a que habían sido varias las ocasiones en las que Bruselas le había solicitado a España que subiera (aún más) este impuesto. Si tributarán a un tipo más elevado ciertos productos sanitarios, lo que no afecta a lentillas, gafas o sillas de ruedas y determinados productos o prótesis para personas con movilidad reducida.

 

 

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>