Menú principal

Ahorrar en el planchado

ahorrar en el planchado

En casi cada pequeña actividad que se realiza en el ámbito doméstico es posible recortar gastos. Así lo asegura el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía (IDAE), que asegura que los hogares consumen la quinta parte del conjunto de la energía que se emplea en España (y la cuarta de la electricidad). Por ejemplo, a la hora de realizar la tediosa tarea de planchar. En este post, te enseñamos cómo puedes ahorrar en el planchado siguiendo una serie de fáciles pautas. La mayoría de las personas encuentra bastante aburrido el hecho de planchar la ropa, por eso se pone manos a la obra sin tener en cuenta ciertos aspectos.

En primer lugar, es importante acometer esta labor cuando haya un montón suficiente de prendas. Y es que, encender la plancha para eliminar las arrugas de una sola prenda es un desperdicio de energía. Porque cuando más consume este pequeño electrodoméstico es, precisamente, en el momento de calentarse. En caso de que durante la sesión de planchado tengas que abandonar la actividad por cualquier motivo, aunque sea poco tiempo, es recomendable apagar el aparato y desconectarlo de la toma de corriente. Es de sobra conocido que mantener los electrodomésticos encendidos, incluso en modo stand by, consume.

Clasifica la ropa

Otro consejo que te ayudará a ahorrar en el planchado consiste en clasificar las prendas en función de la temperatura que necesiten. No precisa el mismo calor un jersey de lana que una camiseta de algodón, por ejemplo. Es mejor empezar a planchar las prendas que requieran una temperatura menor. Un error que comete buena parte de la ciudadanía es dejar calentar la plancha. En realidad, no hace falta ese tiempo de espera, ya que estos electrodomésticos se calientan rápidamente, no como sucedía antiguamente.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recomienda tener en cuenta el momento del día elegido para planchar. Si cuentas con una tarifa reducida durante alguna franja horaria, puedes ahorrar en el planchado una significativa cantidad de dinero al año si realizas esa actividad en las horas bonificadas. También recortarás el consumo energético si desenchufas la plancha cuando quedan un par de prendas para terminar la tarea, puesto que podrás eliminar las arrugas de éstas con el calor residual. Antes de guardar el pequeño electrodoméstico, es fundamental dejarlo enfriar del todo. Asimismo, es aconsejable limpiar su superficie con sal de poco grosor antes y después de planchar.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>