Menú principal

Ahorra usando redes WiFi públicas

redes wifi

El acceso a internet móvil se sitúa en el 73,3% en España, según el último informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (http://es.wikipedia.org/wiki/Organizaci%C3%B3n_para_la_Cooperaci%C3%B3n_y_el_Desarrollo_Econ%C3%B3micos). Un porcentaje muy elevado, que ha aumentado notablemente en los últimos años. Informes como este ponen de relieve la enorme penetración del uso de la web a través de los smartphones y las tabletas. Así las cosas, esta actividad se ha convertido en un gasto más que asume buena parte de la población. Para ahorrar a la hora de utilizar datos móviles, es recomendable recurrir a las redes WiFi públicas siempre que sea posible.

Bibliotecas, cafeterías, estaciones de tren y autobús… son algunos de los lugares en los que se puede acceder a internet sin gastar ni un céntimo. Pero es esencial adoptar ciertas precauciones para evitar correr riesgos y poner en peligro nuestra seguridad. Y es que, a través de las redes WiFi gratuitas, otras personas pueden acceder a los datos que almacenamos en nuestros smartphones y en las aplicaciones que utilizamos, así como los que intercambiamos. Con determinados conocimientos informáticos, un usuario puede conocer la información de otro si ambos están conectados a la misma web.

Consejos de seguridad

Como es lógico, es más que recomendable evitar manejar información sensible a la hora de utilizar las redes WiFi públicas, como los datos personales y los financieros. Pero no intercambiar estos datos no nos protege del todo. Es habitual tener fotos guardadas en el teléfono y acceder a servicios de mensajería y redes sociales a través del móvil o la tablet, con lo que los hackers pueden hacerse con los archivos y las contraseñas. A continuación, te damos unas pautas para minimizar los riesgos:

–          Instalar un antivirus: Al igual que en un ordenador, es necesario contar con un antivirus para impedir que archivos maliciosos infecten el dispositivo. También es importante actualizar las aplicaciones para no correr riesgos.

–          Recurrir a un cortafuegos: Así evitarás que otros usuarios de la misma red puedan acceder a tu smartphone, tableta o portátil.

–          Anular la sincronización: Hay ciertas aplicaciones y herramientas que se actualizan de manera automática cuando se conectan a una red, algo que puede comprometer nuestra seguridad.

–          Borrar los datos de red que quedan almacenados en el dispositivo al finalizar la conexión.

–          Optar por las redes con seguridad WPA o WPA2 en lugar de aquellas abiertas y con protocolo WEP.

–          Visitar solo webs HTTPS: Son páginas seguras que cifran los datos que transmitimos.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>